DOCUMENTAL / Children Underground

Infancias truncadas por la indiferencia en Rumanía

CHILDREN UNDERGROUND
de Edetz Elzberg

Director Edetz Elzberg Guionista Edetz Elzberg Fotografía Wolfgang Held Producción Belzberg Films País USA Título original Children Underground Duración 104 mn. Localizaciones Rumanía

La realizadora Edet Belzberg nos regala un duro y fiel reflejo de la realidad en la que viven y malviven un grupo de niños abandonados en las calles de Rumania. Un país que es miembro de la comunidad económica europea desde 2007 y de la OTAN desde el 2004. El documento carece de una voz que nos narre lo acontece. Las imágenes son tan impactantes y elocuentes que parecen no necesitar explicación. La pobreza, la soledad, el desamparo y el abandono brutal de estos niños no necesitan ser explicado. Todo esto lo vemos a diario, pero pasamos de largo con gran soltura, auto-justificándonos, buscando y encontrando justificaciones a los males de la sociedad, convirtiéndonos, primero en engreídos espectadores ciegos, y luego en cómplices de lo que condenamos. Cómo digo, las imágenes hablan por sí mismas.

Belzberg se formó entre las universidad de Colorado y de Columbia. En 1997 recibió el premio John M. Patterson Enterprise de la Escuela de Periodismo de esta universidad por su documental A Master Violinist, sobreun refugiado político chino.

Los niños viven en los bajos de la estación de metro de la piassa y en sus alrededores, entre los escombros de un edificio en ruinas o en cualquier otro rincón. Para evadirse de semejante situación recurren al Aurolac, un solvente elevadamente tóxico que si es inhalado constantemente produce grandes daños. Lo emplean principalmente personas sometidas a una dura marginación.

Los niños comienzan a sufrir severas alucinaciones que pueden truncarles de por vida. En este estado, las peleas entre ellos son frecuentes, y a menudo a vida o muerte. El riesgo de que sufran daños físicos es elevado. Los otros daños, los que sufre el niño en su cuerpo por el uso cotidiano del Aurolac, pueden llegar a ser mortales: hipoxia, el niño sufre falta de oxígeno y muere; ataque al corazón, neumonía, etc. Conforme va avanzando el reloj, el espectador puede pasar de la pena y la compasión a la indignación o la comprensión de forma repentina. La cineasta acompaña a uno de los niños a visitar a sus padres en su casa. La madre aparece completamente impotente a la situación, sumida en una pobreza brutal, sin horizonte al frente al que mirar y sin medios para ayudar a su hijo.

Por P.B.

Galería de imágenes. Haz click para agrandar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s